Reinvención corporativa

En todos los años que llevo trabajando para la misma compañía, y son muchos, he visto numerosos cambios: gente crecer, gente caer y gente estancada. Yo pertenezco al último modelo. Soy mujer, cada día acercándome más a los 40 y con demasiada experiencia. Vamos, lo que en el mundo corporativo se traduce en “se te ha pasado el arroz”.

Perrascorporativas Palmeras
Perrascorporativas Palmeras

Dejadme que os cuente una pequeña historia. Hace un tiempo, me enteré de lo que cobraban dos compañeras que acababan de ser ascendidas; por aquel entonces llevaban menos tiempo que yo, pero se acoplaban mejor a las demandas de mi jefe y como regalo les doblaron el sueldo. Aquel día me di cuenta de que había más fichas en el tablero de lo que yo quería ver, que aquel movimiento de mi superior era también una indicación de que mi hora había llegado. Solía pensar que hacer un buen trabajo, que ser precisa y meter horas extras me ayudaría a escalar posiciones. Al final, todos somos un número en el budget, nada personal.

¿Qué hacer ahora? ¿Hacia dónde mover? ¿Cómo se reinventa uno a mi edad?

¡Ah! ¡La edad! Demasiado mayor, demasiada experiencia, demasiado joven para retirarme, en la edad justa a la que a una mujer se le juzga por tener un reloj biológico y con no la suficiente experiencia como para alcanzar un puesto de poder. Añadamos el hecho de que me había convertido en una persona cubículo; haciendo mis horas en la oficina, cobrando mi sueldecito miserable y pensando que no hay más futuro que el que la compañía quisiera darme. Había perdido mi mojo entre hojas de cálculo, reuniones con stakeholders y luchas internas; en algún momento me perdí, me convertí en mi número de empleado y dejé de pensar en mí.

Corporación o no, lo que hacemos cada día es lo que va añadiendo. Mejorando, buscando intereses y trabajando en ellos, sumando hacia el futuro, incierto, pero nuestro futuro al fin y al cabo. Y el mojo así volvió . Y 25 o 40, lo importante es seguir moviéndose; que nuestra curiosidad nos guíe, que los años de adoctrinamiento no se conviertan en décadas y . Que la vida sigue, y las carreras, cuando bien llevadas con energía y motivació, pues también.

© 2018 – Perras Corporativas. Todos los Derechos reservados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: